FF
Catalogo
Telefónica corta el servicio al operador Vectone por moroso
   V. Sanchidrián   9/19/2010   29561



  Cyberteca Negocio.
  Visionado y descarga de ficheros relacionados:


La aventura del grupo de telecomunicaciones británico Vectone en España como operador móvil virtual (con red de Telefónica) ha durado poco menos de ocho meses.

Esta compañía de capital privado y fundada en 1999 cerró sus operaciones de forma fulminante y sin dar ninguna explicación el pasado verano, con lo que cientos de sus clientes poseen tarjetas prepago de telefonía con saldo sin poder utilizar.

Según ha podido saber este diario, Telefónica, su operador de red, cerró el grifo de suministro a mediados del pasado mes de agosto dado que la deuda que Vectone tenía contraída con la operadora española acumulaba ya unos 2,3 millones de euros.

Por un lado, Vectone debía el segundo pago de unos 750.000 euros en concepto de alta del operador móvil virtual desde el uno de enero. El fee que negoció con Telefónica por convertirse en OMV ascendía a 1,5 millones, una cantidad que, según fuentes del sector, es siete veces más que la media (unos 200.000 euros). Por otro lado, el grupo que dirige Baskaran Allirajah adquirió a Telefónica un paquete de 56 millones de minutos para utilizar en un año, y de este capítulo debía 1,75 millones de euros, correspondientes a unos cuatro meses de impagos.

Vectone, con sede en Canary Wharf (Londres) y con 240 personas en plantilla, arrancó sus operaciones en España a comienzos de este año, dentro de su estrategia de expansión internacional (cuenta con operaciones en Escandinavia, Holanda, Reino Unido, Austria y Suiza).

En línea con su objetivo de convertirse en un operador móvil virtual especializado en el mercado de las llamadas internacionales, se instaló en España de forma agresiva, rompiendo precios. Aunque inició su actividad sólo como operador prepago contaba con una tarifa competitiva de seis céntimos el minuto y promociones interesantes, como fines de semana a destinos internacionales por tres céntimos el minuto, siempre que se realice una recarga durante la semana. Esta estrategia permitió al operador aglutinar un gran número de clientes los primeros meses.

Pero igual que los clientes llegaban se iban. Y en menos de seis meses de operaciones en España, Vectone decidió poner a la venta su operador móvil virtual.

Cierto es que algunos OMV han cerrado en España, pero la crisis económica está facilitando que muchos de ellos se estén haciendo un hueco importante. En este sentido, algunas compañías de telecomunicaciones, como Euphony (antes británica y ahora en manos españolas), se mostraron interesadas en adquirir Vectone.

Lo más llamativo y valioso del operador británico en ese momento era el acuerdo de red con Movistar para operar como OMV. "Te ahorras entre seis y nueve meses", explican fuentes del sector. Pero Telefónica cortó el grifo y Vectone ha desaparecido del mapa español. 


© Documentacion sujeta a derechos de autor. NO esta permitida su reproduccion total o parcial a traves de cualquier medio de difusion sin autorizacion del autor.